28 ene. 2012

Cazadora Capítulo 16

Nota de la autora --> Si Gaby, me gustó xD. Bueno vamos a ver, aquí os dejo un nuevo capítulo. Una personita se quejó de que apenas salian Natalia y Lyan, pero es que estaba todo previsto. Así que...esa personita creo que disfrutará con este capítulo ;) 
Sin más, que disfruten de la lectura.
 
Los tres entrenaron los siguientes dos días. Shena aparecía de vez en cuando y los observaba desde la penumbra del bosque, pero nunca intervino en las sesiones de entrenamiento.

El tercer día apareció por fin soleado. Las nubes por fin liberaron al cielo y el sol brilló con todo su esplendor.

Kian y Lyan estaban enfrentándose con las espadas mientras Natalia trataba de aprender sola a manejar el arco. La paciencia que tenía con Lyan estaba llegando a su fin y Shena, desde donde estaba observándolos, lo notó antes que nadie. Aún así no intervino. Siguió mirando. Admiró levemente cómo Kian trataba de evitar gritarle a Lyan.
Cuando de repente, notó un cambio en el aire y Shena lanzó un grito de alerta hacia Kian, quien a su vez, se agachó arrastrando consigo a Lyan y esquivando una errante flecha que Natalia había lanzado.

Ella los miraba con horror puesto que había estado a punto de darle a Kian. Él dirigió una leve mirada a Shena que ella tradujo como un silencioso agradecimiento y luego caminó con furiosos pasos hacia Natalia.

Shena trató de darles algo de intimidad. Estaba segura que Kian regañaba a Natalia, a juzgar por la cara que ella iba adoptando. El horror dio paso a la tristeza y sus ojos cada vez brillaban más.

-Kian,-advirtió Shena.-déjala ya. Aprendió la lección.

Él se giró hacia ella y Shena observó con incredulidad cómo sus ojos, que normalmente eran marrones, tenían betas rojizas como ascuas. Apenas duró unas milésimas de segundo, pero Shena lo vio y desconfió antes siquiera de que volvieran a la normalidad.
Deberá tener cuidado con él.

                                                  ***
Mientras Kian se giró hacia Shena, Natalia aprovechó para alejarse y adentrarse en la casa. Pero Kian estaba ahora prestaba atención a Shena. De nuevo ella parecía saber más de lo que aparentaba.

Lyan que hasta ahora había estado mirándolos, se acercó a ellos.

-Kian, Natalia trataba de no molestarnos mientras entrenábamos. Tienes que disculparte con ella.

Kian apenas escuchó lo que él le dijo. ¿Que se disculpara? ¡¿Quién había sido la que apunto lo mata de un flechazo?! Bueno, él sabía que estaba exagerando, pero una herida a tan poco tiempo de la siguiente prueba podría haber ocasionado problemas. Y todo eso se había evitado gracias a Shena.

No le contestó a Lyan.

-Gracias por el aviso.

-No es nada, pero has sido rudo con Natalia, lo sabes. No te diré que te disculpes, pero sé que tarde o temprano lo harás.

Después de esas palabras que poco después harían mella en él, se retiró dentro de la casa.

-Esta mujer es realmente fascinante.-comentó a su lado Lyan, que la miró hasta que entró.

Kian se giró hacia él y con un exabrupto lo instó a seguir con el entrenamiento. Las palabras de Shena resonaban en su cabeza.

                                              ***
Natalia no bajó a cenar y Shena supo que se sentía mal tras el incidente con el entrenamiento. Pero casi podía haber sido culpa de ella misma. En vez de sumergirse en el enfrentamiento de los dos, debería haber estado observando a Natalia quien a simple vista se podía ver que en su vida había usado un arco.

Se retiró del salón después de ayudarlos a recoger y salió fuera. La luna brillaba mucho esa noche puesto que ninguna nube la cubría.

Caminó hasta que estuvo bajo el balcón de la habitación de Natalia y voló hasta él. Por suerte la ventana estaba abierta y con un leve movimiento ya estuvo dentro.

Natalia la miraba fijamente desde su cama. Sus ojos aún brillaban, signo de que había llorado muy recientemente. Para dejarle espacio, volvió a salir al balcón.

-Aprende de la Luna que aunque se encuentre sola, nunca deja de brillar, Natalia.-comentó después de un rato sin haber dicho nada. Observando a la Luna.-No dejes que el incidente de hoy apague tus ganas de seguir aprendiendo. Mañana yo misma te ayudaré a entrenar.

Sin darle tiempo a responder, bajó de un salto del balcón.

Eso de dejar a la gente con la palabra en la boca estaba comenzando a ser una costumbre para Shena.
Con una sonrisa tras pensar en ello, Shena volvió a entrar en la casa y subió a su cuarto.

                                                ***
La mañana llegó pronto y Kian apenas había logrado dormir. Las lágrimas que a punto estuvo Natalia de derramar delante de él y las palabras de Shena, tal y como ella le había dicho, le estaban carcomiendo por dentro. Sabía que debería disculparse con Natalia.

Bajó a desayunar con pasos pesados. Allí encontró a Lyan, que apenas le dirigió una mirada.

De mal humor, Kian se tragó un par de bocados de un extraño dulce que había en la encimera y salió al patio que se había convertido en la zona de entrenamiento. Quería descargar su genio contra algo antes de tratar de hablar con Natalia.

Pero la estampa que allí encontró lo dejó tan sorprendido que casi tropezó.

Se quedó quieto observando como Shena, con paciencia, ayudaba a una vacilante Natalia, que trataba de coger el arco tal y como ella se lo mostraba. Después trató de disparar, pero Shena la detuvo. Le enseñó a colocar y coger correctamente la flecha y el modo en que debía disparar. Tras eso sí la dejó sola.

Y lo más impresionante, es que Natalia tiró correctamente. No del todo orientado hacia la diana, pero sí con la fuerza adecuada. Shena le felicitó con efusividad y luego le instó a disparar las flechas que quedaban en el carcaj hasta que acertara alguna.

Mientras Natalia se centró completamente en la tarea que ella le había dejado, Shena se acercó hacia Kian, que llevaba todo el rato de pie mirándolas como un pasmarote.

Sonrió hacia él, reconociendo su sorpresa.

-Sí, lo sé. Venía a disculparme con ella. Pero esto me ha distraído de lo que iba a hacer.-admitió sonriéndole y fijando su mirada en Natalia de nuevo.

-Pues venga, no te quedes ahí parado.-le animó Shena, empujándolo levemente por la espalda hacia Natalia.

Kian caminó hacia Natalia y de reojo observó que Shena se metía de nuevo en la casa. Les estaba dejando espacio para que pudieran hablar tranquilos.

Cuando Natalia volvió a colocar la sexta flecha e iba a disparar, Kian colocó su mano sobre la de ella que sujetaba la cuerda y la puso en el sitio correcto.

Sin girarse hacia él, disparó. La flecha dio por fin en la diana, pero sin llegar al centro. Pronto le daría si seguía así.

-Natalia, vine a disculparme contigo. Tenía que haber estado más atento a ayudarte. Me comporté como un idiota al descargar mi impaciencia de Lyan contigo. No estuvo bien.-comenzó a decir, pero cortó cuando Natalia soltó el arco y lo abrazó, apoyando la cabeza en su pecho.

-Perdóname tú a mí Kian. Tendría que haber esperado a que terminaras con Lyan, pero ansiaba tanto aprender a disparar con el arco…-lo abrazó con un poco más de fuerza y él la rodeó con sus brazos.

                                                 ***
-¿Sabías que eres realmente la mejor persona que he conocido hasta ahora?-comentó Lyan, que observaba desde la ventana de la cocina a Natalia y Kian abrazados.

Shena sonrió levemente mientras cogía de nuevo a Azkar y lo puso en su regazo. Acariciarlo siempre la tranquilizaba y a él le encantaba.

No le contestó a Lyan, pero le gustaría que los demás también la trataran algo mejor.

-Lo harán tarde o temprano, pequeña. Y luego te deberán muchas cosas para poder devolvértelo.-Oyó la dulce voz de su felino amigo, arrullándola con sus tranquilos pensamientos.

6 comentarios:

  1. Me encanta!!!!Simplemente perfecto, aunque debo decir que me sentí celosa de que Kian abrazara a Natalia;) Bueno, ya espero el siguiente!!!
    Un beso, guapa!!!

    ResponderEliminar
  2. SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII
    ME ENCANTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA :D

    Nataliia x Kian <3
    JOOOO, qué potito. Es perfecto. Amo esa pareja. ¡¡¡ME ENCANTA!!! Por favor, te suplico que hagas que Kian y Natalia terminen juntos T_T son monísimos y cuando Kian dice eso de que se ablandó al verla llorar (L) KYAAAAAA!

    Shena, joooooo, que maja al enseñar a Nat(:
    Espero que esto sea el principio de una gran amistad<3
    Pero eso sí, Natian (L) (Natalia&Kian)

    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA Me encanta que me mencionaras en la nota XDDDDDD

    Este es mi cap favorito.

    Te adoro amor, un besazo :D

    Mmmmm... Azkar....mmmm... no me gusta mucho... lo veo un poco prepotente. "y luego te deberán muchas cosas para poder devovértelo" Mmmm.... ¬¬

    Los demás personajes los adoro a todos :D

    ResponderEliminar
  3. Ya sabía yo que Natalia no era tan estúpida como aparentaba. Shena ha demostrado ser muy buena persona y comprensiva. A mí el gatito es monoso a mí me cae bien, aunque sigo diciendo que debe ser un mago disfrazado. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta tu blog guapa! Aver si te puedes paasar por el mio.
    Tenemos el mismo nombre JAJAJA LOOOL !
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. ¡Me encantó! Pensé que cuando Kian abrazara a Natalia me molestaría pero me ha parecido muy lindo y por unos momentos me ha gustado esa pareja.

    ¡Azkar es geniaaaaaaal! Admiro a ese gato, y Sheena se ha comportado tan bien con Natalia que creo que ahora me agrada mucho más [si es que se puede]

    También me ha parecido excelente este lado de Kian de ''también me enojo y puedo cometer errores''

    Espero al siguiente capítulo, muchos besooos!

    Atte: Kashmir (:

    ResponderEliminar
  6. geniallllll me encanta ^^
    aver si lian aprende ya a luxar un poco ¬¬ xD
    escribes genial princesa sigue asi copito *-*

    ResponderEliminar

Me alegra que te animes a comentar.
Los comentarios alimentan mis ganas de seguir escribiendo :)
¡Se aceptan críticas constructivas!
Gracias<3