26 sept. 2011

Cazadora Capítulo 4 (primera parte)


Shena no sabía cómo reaccionar.
Ante ella tenía el cartel de ese extraño torneo, en el cual una parte del tesoro de Flynn está en la recompensa al ganador.
Sabe que no podrá robarla, puesto que al ser parte del premio, estará a muy buen recaudo.
Así que, sólo queda una única opción, participar y ganar.

Pero hay varios inconvenientes, y entre ellos, el más importante, ¿de dónde sacan ahora dos duendes que quieran participar?

***
Ver a Shena con el ceño fruncido casi le saca una carcajada, pero sabe a lo que está dándole vueltas, el requisito de los dos duendes y tampoco es un asunto de risa.

Quizás él deba decirle… no, no puede.
Se abofetea mentalmente ante semejante pensamiento.

-Shena, puedo intentar ponerme en contacto con un par de amigos míos. No te aseguro que vengan, pero adoran los retos. –dice él.

Ella lo observa con atención y luego refunfuña algo como: “no sé cómo me las apaño para conseguir cada vez más acompañantes, yo quería hacer esto sola y tranquila” y justo después le contesta:
-Está bien, ¿Cuándo crees que podrán venir o contestarte si participan?

-Seguro en el acto, me comunicaré con magia.-contestó él con orgullo, aunque la mira al ver que un fino rubor le cubre las mejillas y la fría mirada que le dirige poco después le descuadra completamente.

***
<<Magia, ¿cómo puedo ser tan idiota? Cómo si no, no puedo serlo… conozco tan poca de ésta. >>

Intenta acallar su monólogo interno y tranquilizarse, porque se ha dado cuenta de la incomodidad de él.
-Hazlo, te esperaré allí. –masculla señalando un pequeño callejón. Él asiente en respuesta sin dejar de mirarla a los ojos.

Aprieta con suavidad los talones y Faster comienza un ligero paso. Puede que incluso haya notado su estado de ánimo, eso le consuela levemente.

Cuando llegan al callejón desmonta y se queda inmóvil de pie en el suelo, mirando al vacío, en blanco.

Muy poco tiempo después oye el característico sonido de los cascos de Yitan a sus espaldas.
Aunque da un ligero brinco cuando unos cálidos brazos ya familiares la rodean, se queda inmóvil, sin girarse.

***
El encontrarla allí inmóvil, pensativa e incluso algo triste le hizo querer consolarla. Fue tal el impulso que no pudo evitar abrazarla, pero al sentirla tensa no supo qué más hacer, no parecía cómoda, aunque tampoco se apartaba de él.

-¿Qué te pasa Shena? –le susurra con suavidad, tratando de tranquilizarla con su voz.

-No quiero decírtelo –respondió ella mordazmente, algo que se oponía a la sensación de que ella se echaba contra él, tranquilizándose.

-Shena... sé que apenas nos conocemos, pero deseo que sepas que cualquier cosa que me cuentes no saldrá de mí, no lo diré a nadie más, confía en mí –casi le pidió, odiaba que ella no confiara en él como al principio, sabe que lo fastidió todo al “intentar defenderse” de un supuesto ataque por parte de ella, sin motivo alguno.

Ella no habló durante un rato, pero ninguno de los dos estaban incómodos abrazados.

-Yo…-comenzó ella, pero paró.

Esperó tranquilo a que ella decidiera volver a hablar.

-No sé hacer magia.-soltó de golpe, casi arrepintiéndose de las palabras en cuanto salieron de su boca.

Kian masticó esa frase que tanto decía por un rato, recordando cómo ella reaccionaba cuando habla de cualquier cosa relacionada con la magia y comprendió cómo se debía de sentir ella.

-Shena, -trató de darle la vuelta y enfrentarla cara a cara, pero ella no se dejó, dando a conocer la capacidad de resistencia que puede tener si lo desea –Shena mírame.

Se giró tal y como él se lo pidió, despacio y con los ojos cerrados y luego los abrió, un ligero brillo cristalino cubría esos preciosos ojos.

-Yo podría enseñarte –se ofreció aún sabiendo que quizás algún día podría arrepentirse de esa oferta.

-No, no podrías, ni siquiera conoces qué tipo de hada soy. –exclama ella, a pesar del ligero brillo de esperanza en sus ojos.

-Pues dímelo, quiero ayudarte.

-Yo… no puedo decírtelo.

No lo admitió y puede que nunca lo haga, pero no le gustó que no confiara en él después de todo lo que le había dicho. Así que aventuró sus pensamientos sobre ella.

-No eres un hada del agua, ni del fuego, tampoco del hielo o la luz, no de la naturaleza y tampoco de la oscuridad. Debes de ser una mestiza.

Ella soltó un bufido bastante poco femenino y lo miró.

-Shena, si me lo digeras, podría ayudarte, no lo contaría por ahí, creo que me conoces lo suficiente para saber eso, además así podrías usar algo de magia en el torneo.
Ella lo miró, se giró de nuevo y habló.
-Tú lo has querido. Tengo que decirte que lo único que aprendí en aquellos días fue esto. –replicó dejando salir un poco de magia que tenía acumulada, exponiéndose a él. Ese sencillo conjuro podía cambiar su aspecto exterior.
 
Su abundante melena castaña era ahora de un profundo color azul medianoche con reflejos plateados como la Luna, su piel se puso de un blanquecino casi fantasmal y sus antes amplios ojos entre azules y grises ahora eran de un azul azabache brillante.

Ante él tenía a un hada de la Noche. Hasta ahora extinguidas.

-Tú… no puede ser. Pero, si todos murieron.-soltó y se arrepintió de haberlo dicho al ver un profundo dolor en sus expresivos ojos y luego lo comprendió –tú eres la que desapareció, la Princesa…-se vio interrumpido por ella.

-No digas mi nombre-le corta ella de golpe- eso quedó en el pasado, soy Shena ahora y nunca volveré a ser aquella inocente y cobarde niña.

La observó minuciosamente, tomando nota de que algún día, cuando confiara más en él, le pediría que le contara toda la historia.

-Por eso no sabes hacer magia, no conoces los conjuros, eras demasiado pequeña.

-Sí, y ahora que sabes de mí, tienes que saber que no debes contárselo a nadie… o tendré que matarte.

Recordando algo de las hadas de la Noche, son muy vengativas y justicieras. No lo olvidará.
Ella se tensa de repente ante algo que no capta él y vuelve, con seria visible dificultad, a ponerse bajo el manto de la magia, volviendo a tener unos vulgares rasgos en comparación con lo que esconde bajo la magia. Poco después él capta el sonido de unos pasos.

-Vayámonos ya –susurra con prisa, montando en Faster de un ligero salto.

-Sí, será lo mejor –murmura él aún pensativo y monta en su unicornio, Yitan emprende un ligero paso –Shena, no contaré a nadie esto.-Termina diciendo, a sabiendas de que ella, al mostrarse a él, ha dado una gran muestra de confianza y ésta vez no piensa despreciar ese gesto.

-Eso espero, no quiero tener que matarte luego.

***************************************
 PREMIO BLOG AMIGO:


Este nuevo premio me lo ha dado Nadia Salamanca, muchas gracias de nuevo ;)
Creo que se supone que debo entregárselo a todos mis blogs amigos y como comprenderéis, si me lío a escribir gentecilla es que no paro así que para TODOS ustedes que me estáis leyendo y que siempre me hacéis feliz con un simple comentario, ya que estoy os comento que me alegró que os gustase el detalle que añadí cuando Faster se presentó ante ella y el por qué de todo esto. Simplemente la idea me vino a partir de que me vio el pensamiento de... ¿Y por qué siempre tiene la persona que escoger su animal? Pues no, ahora va a ser al revés. Ciertamente no sabía cómo reaccionaríais ante este cambio, pero ví lo recibísteis positivamente.

En fin, como veis, me lío a hablar con vosotros y es que no paro, por mí me tiro aquí hasta mañana, pero sé que es mucho royo para vosotros xD así que aquí os dejo, deseando leer vuestros comentarios (últimante hay menos, pero lo he dado por pasado por el comienzo de clases y eso :) )

Besitos <3

9 comentarios:

  1. Me encantó el capítulo *-*
    Amo el nombre de Kian, me encanta.
    Muchas felicidades por el premio y supongo que yo estoy entre esos blogs amigos eh ;)
    A ver qué hacen ahora con el torneo...
    cuándo subes el siguiente?
    espero que pronto, eh.
    Besitos:)

    ResponderEliminar
  2. El capítulo siguiente trataré de tenerlo para el Lunes que viene, no prometo nada, puesto que ahora comenzaré también las actividades de por la tarde, pero haré lo que pueda :)

    Y sí, tu estás entre ellos!
    <3

    ResponderEliminar
  3. Kian me encanta (L)
    me parece super tierno cuando la abraza, aunque los dos estuvieran incómodos :S
    Bsoos

    ResponderEliminar
  4. Adoro a Kian!!!!! Me encanta el capítulo, es genial!!! Espero qe subas el proximo pronto que ya tengo ganas de saber qe acen en el torneo :D

    Besitooooos

    ResponderEliminar
  5. Kian rules!! Por fin Shena ha confiado en él y le ha rebelado su verdadera naturaleza. ¿Qué pasará con el torneo? ¿Los ayudarán los amigos de Kian? Buen capi, espero el siguiente. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Aw la parte del abrazo fue muy tierna ^^ Kian es demasiado lindo ^^

    No me esperaba eso de Shena, tengo mucha curiosidad por saber sobre ella. También espero con ansias saber más del torneo *.*

    Excelente capítulo ¡Besoooooooooooooos!

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    me ha encantando el capítulo, y he comprobado que blogger no me está mostrando cuando publicas, así que gracias por avisarme.

    me gustó mucho la parte del abrazo, muestra parte de la personalidad de kian, él desconfió de ella porque en parte está algo solo, pero quiere cariño, así que lo busca como un niño. Eso es lindo.

    Espero cap pronto y sabes que me encanta como escribes. Chauuu!! cuidate!

    ResponderEliminar
  8. ooooooooooooooooou! ya, lo digo, me encanta! me encantan este tipo de criaturas mitologicas y todo eso! de verdad que si!
    Ya seguire jaja
    Besooos!

    ResponderEliminar
  9. ¿La princesa? :O Como estamos jeje Si al final Kian hasta se volverá principe y todo jeje (>.<) Aunk como esk ella es la última?¿?! k mal T^T
    Me gustó el capi, tengo ganas de saber kienes serán esos duendes que trae él para la competición jeje

    Me alegro k te gustara el capi nuevo de Asesina por encargo :D pues ya sé k es normal lo d elos lectores, y más aún si el blog de antes es de otro género, los lectores no pueden ser los mismos -.-" eso es lo malo jeje Pero bueno, mejor variar que siempre escribir de lo mismo, quiero sorprender con algo nuevo :P

    Muchos besotes y cuídate mucho!!!

    ResponderEliminar

Me alegra que te animes a comentar.
Los comentarios alimentan mis ganas de seguir escribiendo :)
¡Se aceptan críticas constructivas!
Gracias<3