19 feb. 2012

Cazadora Capítulo 19

A pesar de la larga búsqueda de objetos, armas y comida, Kian y Natalia no habían encontrado apenas comida y tan sólo un simple cuchillo.
 Se consolaban con que al menos tenían un arma.

Comenzaba a anochecer, por lo que buscaron un lugar en el que poder dormir tranquilos y sin peligro a los depredadores.

Encontraron un pequeño hueco en las raíces de uno de los árboles. Kian se agachó y excavó un poco hasta que dejó al descubierto una amplia madriguera. Al final de la cual un conejo los miraba aterrado.
Pero en el último momento lo dejaron marchar, porque si lo mataban, el olor a sangre podría atraer a aquella horrible bestia o algo peor. Además, el agujero bajo tierra era lo suficientemente grande para que ambos pudieran tumbarse a pasar la noche.

Al salir la luna, el calor fue sustituido por un frío que calaba hasta los huesos. Protegidos del helado aire bajo tierra, ambos se acurrucaron cerca para conservar el calor, pero el frío seguía y Natalia comenzaba a tiritar.

Kian no tenía frío gracias a que su elemento era el fuego, pero le preocupaba Natalia. Ella no debería morir a causa del frío.
Puso un brazo a su alrededor y la acercó a él. Poco a poco, el frío se fue del cuerpo de ella, dejando tras de sí un gran cansancio.

***

Por otro lado, Shena sentía el frío, pero el aire no llegaba si quiera a rozarle. Daba gracias a ello, porque si no, probablemente estaría muerta en poco tiempo.

Según su pulsera, otra persona había muerto. De nuevo, del equipo contrario.
- Leane                                 - Shena
- Caeli                                  - Kian
- Aeris                                 - Lyan 
- Freya                                - Natalia
- Ekarian         

Shena había decidido cazar alguno de los abundantes pájaros a su alrededor, pero antes debería encontrar alguna cueva o caverna, en la que cocinar la carne. No se atrevía a encender un fuego y que la pudieran detectar.

Estuvo caminando un buen rato, nunca alejándose de la única fuente de agua que tenía disponible, el río.
Y sin esperárselo, encontró una fogata.

La vislumbró desde lejos, la llama anaranjada destacaba en la penumbra. Conforme se acercaba, le llegó el olor de carne asada. Con la boca hecha agua, Shena se acercó algo más. Temía acercarse y encontrar a los tres que aún quedaban del bando contrario.

Se ocultó en las sombras y vio con aturdimiento a un desgarbado duende rubio que asaba un apetecible trozo de carne.
Subió silenciosa a una rama alta y observó cómo comía. Nunca soltó la plateada espada que él tenía en su mano derecha. Y bien que hacía. Aunque tampoco quería matarlo así sin más.

Shena estaba atenta, no les convenía que apareciera una bestia como la que atacó al otro hombre en el río y luego la persiguió. 
Casi a la vez que Shena lo recordaba, se dio cuenta de que las hojas de un arbusto a unos pocos metros de donde el duende comía, se movían levemente. Luego pudo apreciar el brillo de unos ojos rojos que fijaron un objetivo: el hombre que iluso, seguía comiendo.

A su pesar, Shena decidió intervenir. No permitiría otra muerte a manos de esa bestia. Le dio un grito de advertencia al duende justo cuando el animal salió de los arbustos e iba a saltar sobre él, a la vez que lanzó su arma.

La lanza causó una buena herida en el costado de la gran bestia de pelaje verde, antes de clavarse de en el suelo, evitando apenas herirle la pata también.

Desconcertada, la enorme bestia rugió y desapareció entre las sombras, soltando un lastimero quejido al rozarse contra las hojas.

Shena observó inmóvil cómo el duende se levantó algo aturdido y desclavó la lanza del suelo para luego quedarse quieto mirándola. Parecía debatirse entre matarla o no.
 Ella bajó de un salto de la rama, quedándose de pie frente a él. Levantó la barbilla, desafiante. Lucharía con él a pesar de no tener arma si él la atacaba.

Pareció notarlo, pero él simplemente le tendió la lanza a Shena, sonriéndole. Algo desconfiada, la cogió.

-Gracias, me has salvado la vida. Aunque no logro entender por qué.-Comenzó a decir el duende de ojos verdes, pero cambió de tema.-  Sabía que eras diferente, que escondías algo. Eres un hada de la Noche, ¿cierto?

Sorprendida, Shena recordó que ya no estaba protegida con su ilusión.

-Sí.

-Bueno, ahora lo importante. ¿Por qué no me lanzaste simplemente a mí tú arma? O, ¿por qué no dejaste que la bestia me matara?

Ella se mantuvo en silencio un rato y luego le contestó.

-No quería ver cómo una de esas bestias mataba de nuevo a otro participante.

Eso mantuvo mudo al duende por un poco rato, estaba inquieto.

-¿Así murió Ekarian?

-Sí, no fue muy agradable. A orillas del río, mientras él bebía, se abalanzó sobre él esa bestia o bueno, una un poco más pequeña y de pelaje marrón. Traté de advertirle, pero no me hizo caso, es más, se giró a atacarme. Perdió con ello la única oportunidad de defenderse.-finalizó con un suspiro. Se saltó la parte en la cual huía del animal, no era necesario supiera todo.

-Menudo idiota, estúpido.- gruñó el duende que había frente a ella.- Era mi primo, ¿sabes?-dijo con amargura.

- ¿Y tú eres…? - le preguntó ella tratando de distraerlo del tema de la muerte de su amigo.

-Aeris. Shena, debes saber que yo no tengo intención de matarte, no después de que me salvaras. Pero la cuestión es: ¿me matarás tú a mí?

El ambiente se puso tenso tras esas palabras. Shena lo fulminó con la mirada.
-¿En serio crees que te he salvado para ahora matarte? –masculló ella, mirándolo amenazante.

-No, pero necesitaba asegurarme.-susurró él, sonriéndole.

Shena puso los ojos en blanco, se dio la vuelta y caminó hacia la fogata. Dejó que el cuerpo se le calentara un poco y luego, con rapidez, se agachó y cogió uno de los palos en el cual había pinchado un trozo de carne ya bien cocinado. Le dio un buen bocado mientras Aeris lo miraba divertido.

Tras acabárselo Shena se alejó.
-En seguida vuelvo.-comentó mientras desaparecía entre las sombras sin darle tiempo a que él contestara.

Apareció unos minutos después con dos pájaros que había derribado de unas ramas con la lanza.

-Eres una buena cazadora, Shena. Me costó horas lograr matar al que casi te has comido tú sola.-dijo riendo conforme cogía la carne que ella iba desplumando y la ponía al fuego.

Comieron hasta hartarse y enterraron los desperdicios para no atraer a los animales. Apagaron la fogata y escalaron a unos grandes árboles con anchas ramas para evitar una posible caída durante la noche.

Sentada sobre su rama, oculta en la oscuridad, Shena observó a Aeris.
Ella no deseaba una alianza. Sobre todo porque después debería matarlo.
Suspiró.
Ambos lo sabían, pero no se enfrentarían hasta el final. Tampoco deseaba cogerle cariño, puesto que todo sería más difícil y doloroso. Pero el duende era bastante interesante y divertido.

Algo intranquila pensando en ello, se deslizó poco a poco en la inconsciencia de sus sueños.

11 comentarios:

  1. Ganas de arrancarle un brazo a Aeris.
    NO. NO ME DIGAS QUE A PARTE DE AZKAR YA VA A VENIR OTRO TÍO MÁS A ROBARLE PROTAGONISMO A KIAN ¬¬
    Me niego rotundamente. ¡¡¡¡¡Kian!!!!! Yo no te abandono, tranquilo ¬¬

    Awwwwwww, amé la escena del principio, aunque tus caps son muy cortos, quiero más love-love entre Kian y Nat <33

    Fundaré un club anti Aeris.
    "Sabía que eras diferente..." ¡te voy a meter una espada por el culo, gilimemo! Ojalá Shena lo mate. Aish... ¡¡¡¡¡¡¡no le cojas cariño!!!!!!!! SHENA NO PUEDES HACERLO DDDDDDDDD:

    Kian y Natalia los mejores *_*
    Shena la mejor.

    Teadoro Patricia:)

    ResponderEliminar
  2. ¡Dios, lo siento! Te tengo abandonada... soy horrible... en estos días festivos juro que leeré Cazadora de ARRIBA ABAJO!!! Te lo prometo. Me muero de ganas, de verdad, soy horrible.... D: Bueno, solo decirte eso y preguntarte cómo hiciste las imágenes de los personajes del lateral izquierdo. ¡ME encantan! Y el nombre de Kian es... ¡GENIAL! Lo adoro.

    Un besazo,

    Cali.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta ^^ por cierto Lyan donde se a metido? jaja
    Y parece que entre Shena y Aeris hay quimica jaja estoy deseando saber que pasa.
    Un besoo :)
    Belén.

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Hace tiempo que no comento, lo que no significa que no lea, significa q mi tiempo sigue siendo reducido a pesar de estar de vacaciones xD.

    Me ha gustado mucho todo hasta ahora, pero la verdad no concuerdo con gaby. No me gusta para nada la pareja Natalia y Kian, ella es demasiado posesiva para él.

    Por otro lado este nuevo tipo aparecido mm, no me gusta. La verdad de las cosas es que siempre he pensado que Kian se confesará a Shena en una escena dramática que nos hará llorar a todas xD

    Eso, insisto, Natalia y Kian noooo, Natalia está más que loca.

    chauuuu!

    ResponderEliminar
  5. Wauuu la lexe jejeje me encantaa y lian a donde sta???

    Me encanta como escribes princesita ^^ un besazoo

    ResponderEliminar
  6. PERDONNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNN???????????
    ALGUIEN SE ESTÁ METIENDO CON MI NAT O ES COSA MÍA????? ¬¬

    Natalia es una Diosa e_e <33
    Y tiene que terminar con Kian DDDDDDDDD:
    Si Kian se confiesa a Shena lloraré ¬¬ de rabia al ver que no está con Nat T___T

    Weee, concordamos en que Aeris: NO!

    ResponderEliminar
  7. Simplemente ME- EN-CAN-TA!!! Yo prefiero a Lyan para Shena *.* Que Natalia se quede con Kian ;) Ya deseo el próximo ^-^
    Un beso grande<3

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja xDD
    Gaby, me encanta cuando haces tus re-apariciones por aquí jaja :D
    ¿Con quién quedará Natalia? O mejor, primero de todo: ¿sobrevivirá Lía? e.e jaja ;)

    Ya se verá.. ^-^

    Bueno, ahora a todos, me encantan vuestros comentarios *-*
    Cali: no te preocupes! Entiendo lo que es no tener tiempo para leer T.T así que no problem :D esperaré con ganas a que vuelvas por aquí jaja :)

    Belén:!! hola linda! Bienvenida al club jaja:D (L)

    Vick: Tú si que me encantas jaja :D

    Any: El próximo cap estará pronto, pero no se cuando aún jaja :D (LL)

    OS ADORO!*-*

    ResponderEliminar
  9. Leyendo los comentarios, me llamó la atención uno; el de $$Any$$ ¿Lyan con Sheena? ¡No! >< A mí Lyan no me cae bien, no confío en los duendes ni siquiera en este nuevo que acaba de aparecer.

    El capítulo es genial, adoré el pequeño momento entre Kian y Natalia *-* Algo me dice que Natalia va a morir, no sé por qué :SS Espero estar equivocada.

    Espero el siguiente :DD!
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da a mi que con lo que he puesto al contestar a los comentarios todos os habéis quedado un poco con sospecha. ¿una muerte entre nuestro grupo de amigos? Aaay ya se verá. ¿QUIÉN?! Ni yo lo sé aún jaja todo eso debo meditarlo mucho jaja:)

      (L)

      Eliminar
  10. ¡Que ganas de que llegue el capitulo 20! A mi me gustan todos los personajes sobre todo Azkar jaajaja ^^
    Muchos besos (L)

    ResponderEliminar

Me alegra que te animes a comentar.
Los comentarios alimentan mis ganas de seguir escribiendo :)
¡Se aceptan críticas constructivas!
Gracias<3