7 dic. 2011

Cazadora Capítulo 10 (segunda parte)


Kian y Natalia volvieron al salón, donde continuaron hablando, pero Kian no podía concentrarse en lo que ella le decía. Seguía pensando en Shena, demasiado últimamente. Y también en el extraño animal que trajo consigo. No desprendía la energía que un animal común posee, es diferente, nunca la había sentido así. Lo que no dejaba de preocuparlo menos.

-¿Kian, me estás haciendo caso?-exclamó empezando a enfurecerse Natalia.

-Tranquila Lia, estoy algo ausente últimamente, todavía no me recuperé del todo de las heridas.-admitió añadiendo una escusa, a la vez de usar su apelativo cariñoso, y no enfadarla más. Por alguna razón, Natalia no se llevaba bien con Shena, a pesar de los intentos de esta última por no enfurecerse ante lo que la otra le hacía.

Lo de la cena lo había molestado hasta a él. Añadirle ese condimento al guiso es algo que nunca hubiese esperado de Natalia. Shena debe estar pasando algo de hambre, o quizás comió algo del bosque y se encontró con el gato. Cerca de donde había ocurrido el enfrentamiento con el Linch y donde según ella… un puma negro se le cruzó y la salvó. Un puma negro como el gato herido que Shena está cuidando. Ahí encajó todo para Kian.  Pero todavía no sabía qué tipo de ser es. Aparentemente cuida de Shena, algo que a juzgar por los enemigos que tiene detrás, no le viene del todo mal.

-En seguida vuelvo Natalia.- Comentó Kian, que a juzgar por el ceño fruncido de Natalia, ya debía saber dónde iba.

-Está bien, pero quizás cuando bajes no estaré aquí y me habré ido a la cama.-comentó con una pizca de desprecio. Kian la miró sin una pizca de sentimiento reflejado en su rostro y  se encaminó hacia el cuarto de Shena.

La luz no estaba prendida, con lo que pensó que estaría dormida ya. Aún así no aguantó el impulso de  verla dormida, siempre era él el que se dormía antes y cuando se despertaba ella ya no estaba. Abrió la puerta con cuidado, maldiciendo interiormente cuando emitió un pequeño crujido. Dirigió su mirada a la cama, donde Shena estaba tumbada, con sus brazos alrededor del afortunado gato, quien también dormía profundamente, con su cabeza apoyada en el pecho de Shena.

Observó que estaba destapada, así que cogió una manta que había en el suelo cerca del sofá y la tapó con ella. Se removió un poco, pero no despertó.

Echó un último vistazo a Shena y se estremeció cuando el felino fijó sus relucientes ojos amarillos en él. Inquieto, salió de la habitación. Le vino a la mente otro pensamiento, ¿dónde estaba Lyan?

Mientras, el gato se acomodó y cerró de nuevo los ojos.

***
Un ronroneo la despertó. Sonriendo acarició al gato que en sus brazos desprendía un agradable calor. Al tocarlo, el animal maulló feliz. Shena soltó una carcajada. Pero cuando el gato le lamió una parte de la muñeca, un dolor atroz recorrió su cuerpo a partir de esa zona. Asustada, alejó su mano del animal, que la miraba expectante.

Observó de cerca su muñeca, ahí donde el gato había pasado su lengua, un especie de tatuaje como el de un arañazo negro había quedado grabado en su piel. Con precaución, pasó un dedo suavemente sobre la marca, ni siquiera se notaba al tacto. Verdaderamente como un tatuaje.

Confusa, miró al gato. Este no era un gato corriente.

-¿Qué…?-empezó a preguntar, pero el gato soltó un pequeño bufido antes de que los interrumpiera el sonido de la puerta abierta. Y miró con desprecio a la puerta.

Natalia se asomó por ella, sin ni siquiera mirarla, cosa que agradó a Shena porque le dio tiempo a esconder la marca. También estuvo a punto de reírse al observar el notable rencor del gato hacia Natalia.

-El desayuno está listo.-comentó ella con voz ácida.

-De acuerdo, ahora bajo. Gracias.-exclamó, Natalia cerró tras de sí la puerta con un portazo.

Le sorprendió que fuera Natalia la que subió a despertarla, pero pensó que quizás Kian lo había hecho así no fiándose de dejar a Natalia con la comida y que pudiera echarle algo extraño. Suspiró mirando a su gato. Supuso que tendría que quedárselo.  

-Habrá que ponerte un nombre.-estuvo pensándolo un rato.- ¿Qué tal Azkar? Creo que significaba veloz y si mis sospechas son correctas, eres el puma que me rescató, ¿cierto?-en ese momento Shena se dio cuenta de que estaba hablando  con un animal, que no podía contestarle, se sintió idiota.

Pero los ojos dorados de Azkar transmitían inteligencia. Y la sorprendió cuando lentamente, asintió.

Le sonrió y lo agarró en sus brazos, cuidando no hacerle daño en las heridas.
-Vamos a desayunar, debes estar hambriento.

Bajó suavemente las escaleras, intentando hacer el mínimo movimiento y hacerle daño a Azkar. Pensaba que quizás el nombre era raro, pero iba con él, y a él le gustaba, que es lo más importante.

Como siempre bajó guiándose por el olor. Olía a chocolate. Entró a la cocina y se sorprendió al encontrar a todos sentados serios, alrededor de la mesa de la cocina, incluido Lyan. Radicalmente cambiaron de postura al entrar ella. Estaba segura de que andaban hablando de ella. Daría su vida si se equivocaba.

Había un ambiente de tensión, realmente incómodo. Azkar en sus brazos estaba tenso, mirándolos amenazante. Sin saludar siquiera, dio la vuelta y observó la comida que había en la encimera de la cocina. Había chocolate líquido, para echarse en un vaso, aparte de diversos dulces. Se echó chocolate y llenó otro vaso, un poco más pequeño, de leche para Azkar. Y se encaminó fuera de la cocina.

Mientras hacía todo eso, los demás estaban mudos. Habían sido pillados.

-Os dejaré para que podáis seguir hablando, no os preocupéis.-añadió con ferocidad mientras salía de la cocina. Sin que la vieran, sonrió ante el bufido de Azkar dirigido a ellos.

6 comentarios:

  1. Enserio, eres una maquina^^
    La historia cada vez me intriga más y se pone más interesante. Estoy ansiosa por saber lo que pasa el en siguiente capítulo, ya que como siempre y para mi desgracia, los dejas en un punto en el que deseas más^^
    Un beso muy grande, y ya sabes:

    Sigue así<3

    ResponderEliminar
  2. Ay, me encanta Shena!!!Y es que siempre me dejas impresionada con cada capitulo, con esa sonrisa que no se me quita!!!Me encanta!!Y el gato/puma?!!
    Publica cuando puedas^^ Un beso, guapa:)
    Any

    ResponderEliminar
  3. Primero, Kian me parece un completo insensible en el momento que Natalia le dice que puede que cuando vuelva ya no esté y "en la cara de Kian no se refleja ni una pizca de sentimiento" ¡LE ODIÉ MUCHO!
    ¡¡¡¡ESTOY CON NATALIA!!!!! Me encanta ese personaje y odio que nadie intente comprenderla. Shena me encanta, es genial, pero no me gusta que siempre aparezca Natalia como la mala y Shena como la buena. Aunque Shena es buena, lo sé.
    Pero Natalia es humana, tiene celos, ¡es normal! Tampoco la ha matado ni nada, solo le hizo una pequeña putada...¡está celosa! Enga enga, si una desconocida estuviera encadilando al chico que te gusta desde siempre, todas querríamos apartarla como fuera.
    Soy la única que la defiende, pero entiendo su comportamiento!!!

    Vale, después de este arrebato, ya puedo morir en paz XDDDDD
    Me encantó el cap Patricia, sigue así ^_^

    ResponderEliminar
  4. -Os dejaré para que podáis seguir hablando, no os preocupéis.-añadió con ferocidad mientras salía de la cocina. Sin que la vieran, sonrió ante el bufido de Azkar dirigido a ellos.

    Ame esa parte, la ame.
    ¿que es el tatuaje que le hizo Azkar? ._.

    ¡Quiero leer el proximo capitulo!

    Un beso te leo!♥

    ResponderEliminar
  5. Como puedes ser tan buena????? Sabes que me encantan los gatos?? es la guinda final para encantarme ^^ y esos ojos me encantaron U.u!!
    un besazo preciosa!!

    ResponderEliminar
  6. Amo a ese gato *O*
    Por fin tuve oportunidad de ponerme al corriente en tu historia y he quedado fascinada por dos cosas:
    -Los celos de Sheena y Natalia
    -Azkar

    La historia está super interesante. Me encanta, me encanta, me encanta.
    Tengo muchas dudas que espero se vayan resolviendo en el siguiente cap

    Muchos besos!

    ResponderEliminar

Me alegra que te animes a comentar.
Los comentarios alimentan mis ganas de seguir escribiendo :)
¡Se aceptan críticas constructivas!
Gracias<3