11 oct. 2011

Cazadora Capítulo 5 (primera parte)

Se pusieron manos a la obra de inmediato. Montaron a los unicornios y buscaron un lugar tranquilo donde poder practicar lo averiguado. Tras una exasperantemente larga búsqueda encontraron un pequeño claro del bosque, donde dejaron a los unicornios pastar y se prepararon.

-Shena, primero debemos averiguar hacia qué elemento sientes afinidad, es decir, en el que se basará tu magia, o la parte más poderosa.-fue hacia las alforjas y sacó una pequeña cantimplora y un gran cuenco. Echó toda el agua en el cuenco evitando derramar ninguna gota. Luego juntó unas cuantas ramas e hizo una pequeña e inofensiva hoguera. Ella observó todo esto entre curiosa y nerviosa.

-Bien, creo que ya está. Debes saber que la magia se define por los cuatro elementos: Tierra, Agua, Fuego y Aire, para que haya un equilibrio todos deben existir Empecemos por el que quieras. ¿Con cuál quieres empezar? –le pregunta Kian.

Ella lo meditó durante unos segundos y se decantó por el agua.

-De acuerdo, siéntate aquí delante del cuenco, sí así. –comentó mientras ella le obedecía.-Bien, ahora debes concentrarte en el agua, mírala con claridad, con transparencia, el agua es el elemento más maleable y el más puro. El agua es más poderosa por la noche, gracias a la Luna, que la sustenta y maneja. No debes estar nerviosa, concéntrate.-la anima al ver que su ánimo decae al no ocurrir nada.

Están así durante un rato, Shena cree que todo esto no va a servir para nada, simplemente no tendrá afinidad por ningún elemento. Una vez sintió un tirón de fuerza proveniente del agua, pero le restó importancia al no sentir nada más después.

-Está bien, que no decaiga el ánimo, pasemos al siguiente.-exclama él.-venga tú eliges.

-Tierra.-espetó con resentimiento y algo de furia.

-Vale, te cuento. La tierra  es uno de los elementos más abundantes a parte del agua. Suele ser el más poderoso aunque no siempre es así. Cierra los ojos.-le ordena y ella obedece. Al verla tan serena y abandonada a su confianza en él le dio ganas de abrazarla…o algo más. <<Vamos concéntrate>> se reprendió, esto es muy importante para ella.

-¿Y ahora?-dice ella impaciente.

-Tranquilízate, este elemento debe fluir por ti, siente su ancestral energía, piensa como un árbol, conéctate con ellos o incluso agáchate y toca la suave hierba a tus pies.

***
<<Venga vamos.>> Se auto animó.
Se agacha y sienta de nuevo en el suelo, respira hondo, pero nada ocurre. Obstinada roza la hierba a sus pies y esta le infunde calor. Animada por esta sensación, coloca ambas manos sobre el suelo, maravillándose de la familiaridad que siente por todo esto, a pesar de ser totalmente nuevo para ella.

-Lo sientes, ¿verdad?-murmura Kian a su alrededor, sobresaltándola levemente, había olvidad por completo su presencia.

-Afirmativo.-susurra ella con una suave sonrisa y con los ojos aún cerrados.

-Bien, esto es un  gran paso; fúndete con tus alrededores, siente cada árbol, ¿los notas?.

Shena trata, pero no puede.
-No…-suspira ella.

-Tranquila, todo debe ir poco a poco.-le dice él colocando su cálida mano en el hombro de Shena.
Ése simple contacto le hace dejar todas las preocupaciones atrás, se centra por completo en la tarea que tiene ahora. Oh si, ahora los ve, podría decirse que los siente. Están por todas partes, por extraño que parezcan…están felices y… ¿saludándola? Ella les devuelve un silencioso saludo y casi ríe de felicidad. Esto es tan increíble.

-Céntrate, abre los ojos.-le sobresalta de nuevo él apartando su mano del hombro de ella.

No quiere hacerlo, porque está disfrutando de esta sensación, pero abre los ojos y los centra en él.

-¡Genial!-exclama ella con una felicidad desbordante.

Él la mira con una sonrisa ligeramente torcida, pero vuelve a ponerse serio, en plan “profesor”.

-Se han dado casos de afinidad a más de un elemento y no dudo que tú seas uno de esos casos así que sigamos.

Ella se sorprende al escuchar aquello, pero lo acepta como un nuevo reto.

-Aire- dice ella sin necesidad de que él lo diga.

-Extiende tus alas y flota a poca distancia del suelo. Venga así.-él se queda en el suelo, mirándola con la mirada fija- Cierra tus ojos de nuevo. Y ella por supuesto lo hace.

Está tan eufórica por la anterior experiencia que no puede concentrarse. Trata de calmarse, frunce el ceño por el esfuerzo.

-El viento es uno de los más complicados, pero también más útiles. Se podría usar como arma, ahuyentando a todos lo que estuvieran en vuelo, o usarlo como ayuda a la hora de volar, casi como si te transportaras…-

No lo está escuchando, sigue desconcentrada. De repente, una ráfaga de aire la desequilibra de la flotabilidad en la que estaba, es como si aire la recriminara, como si no le gustara que le hiciera tan poco caso. Abre los ojos casi asustada y ve a un Kian muy sorprendido.

-Sí, creo que el aire te acaba de regañar.-se mofa él, riendo a carcajada limpia después del susto que había tenido.

Ella ríe también a carcajadas, no puede evitarlo ni creerlo, ¿otra afinidad? Increíble.

-¿Soy…?-pregunta ella pero no formula por completo la pregunta.

-¿Afina al aire? Por lo que hemos visto, sí. Le agradas.

Ella suspira, nuevas emociones le abalanzan sobre ella. Antes nunca había sentido nada como esto. El aire ahora pasa suave alrededor de ella, casi como acariciándola.

-Creo que no me sorprendería mucho si ahora también resultaras afine al fuego.-comenta con ironía Kian mirando la pequeña lumbre.-venga baja que lo comprobemos.

***
Esta Hada cada vez lo sorprende más. La tierra era un elemento afine por su naturaleza de Hada de la Noche, pero el aire ha sido totalmente sorprendente, casi le asustó. Pero se rió ante la  tontería de la situación, el elemento había regañado a Shena por no prestarle atención. Quizás…es cierto, voló realmente bien cuando luchó contra él, quizás ya estaba usando su afinidad con el viento por aquél entonces.
Dándole vueltas a ese asunto, juntos se acercan a la lumbre.

-¿Este no se abalanzará sobre mí a regañarme no?-bromea ella, a pesar del notable nerviosismo.

-Tranquila, el fuego es dócil con su dueño. Es el elemento más escaso que hay a nuestro alrededor, aunque cualquier ser afino a él puede sacar su fuerza a partir de sol o del aire. Es fácil. Normalmente el fuego tiene más poder de día por estar el Sol directo, pero por la noche no deja de ser poderoso, puesto que el Sol no se aleja demasiado, siempre está ahí.-se suelta a hablar con fluidez y luego para de golpe, cree que ha hablado demasiado.

-¿Cómo sabes tanto de este elemento?-le pregunta ella con interés. Él no contesta, no quiere ni debe, pero ante su silencio ella lo suelta.- Eres afino al fuego, ¿verdad?

-Sí.-afirma con rotundidad. No, debería de haberse callado e ignorar esa pregunta, pero sabe que eso sólo avivaría la curiosidad de esta hada.

Ella sonríe cálidamente y vuelve a fijarse y concentrarse en el fuego, sólo añadiendo: -genial, así podrás ayudarme mejor con este elemento.

9 comentarios:

  1. Ya tengo ganas del siguiente:D!!!Me ha encantado!!! Cuidate mucho, guapa.
    Any

    ResponderEliminar
  2. me encanta
    estoy deseando leer mas ;)
    Bsoos

    ResponderEliminar
  3. Ya quiero el que sigue!! jeje
    Muy bueno!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. AAAAH! Me encanto O.O El tema de los cuatro elementos siempre ha sido de mis favoritos y lo proyectaste de una manera muy genial! Y divertida, me dio mucha gracia cuando el viento regaño a Sheena aunque se me hizo adorable de igual forma ^^

    Se me hace interesante eso de que él tenga afinidad al fuego, quiero saber más *.*

    Muchos besoooos! Espero el próximo capítulo :DD

    ResponderEliminar
  5. siguiente, siguiente, siguiente!!!! cada vez me gusta mas la novela ENHORABUENA!!!!!!!!!

    xDestinyadministrationx

    ResponderEliminar
  6. Seguro que también es afín al fuego. Este hada es muy especial, si no que se lo pregunten a Kian... ejem, ejem. Buen capi. Espero pronto el siguiente :)

    ResponderEliminar
  7. Shena enhorabuena! Eres una Elementar multiusos! (Sé que no es una Elementar en plan el Submundo, pero me hace ilusión decirlo XD)
    Kian es fuego, rrrrrr, qué sexy.
    Cuando el viento le riñó pensé en Julian despotricando :')
    Me encantó este cap, es mi favorito.
    Besitos y gracias por comentarme siempre, amor <3

    ResponderEliminar
  8. hola!! aki etsoy leyendo lo k me faltaba!! ohhh sabes k te extrañaba leer y solo hacia una semana jajajajajaj

    kian es genial!! me lo adjudico y como otra le ponga las manos encima me lo como con patatas!!!!
    me gsuto muxo la hada, es tannnnnn especialll ^^

    niña k poderio tienes escribirndo si sk vales tu peso en oro!! cada vez te superas y esta historia una vez finalice sera GRANDE!! best seller!! un abrazo mi niña !! sabes k te kiero muxoooooooo

    cuidate guapetona y ya sabes!! si kieres hablar me encuentas los sabados!!! te esperouuu muaxx

    ResponderEliminar
  9. hola bonita :)
    Bueno, desde hoy empiezo a leer tu nueva historia, pinta bastante bien :D Espero ansiosa a que publiques, no se parece en nada a la que habia leido anteriormente jaja Pero mola bastante lo que lleva escrito!
    Aiis... Me apetece decirte quien soy, pero es secreto...! Asique no se... Decirte que soy Marta, que antes tb me llamaba asi y que sin terminar empiezo con un blog de nuevo! Sabes ya quien soy? Espero que te guste mi nuevo blog preciosa :)
    Un besazo enorme! Y te echaba de menos! :)
    te sigo sin dudarlo :DD

    ResponderEliminar

Me alegra que te animes a comentar.
Los comentarios alimentan mis ganas de seguir escribiendo :)
¡Se aceptan críticas constructivas!
Gracias<3