10 dic. 2011

Cazadora Capítulo 11


Kian observó realmente impotente cómo Shena salía de la cocina y después oír unos ruidos en su cuarto, para luego escuchar el portazo de la puerta de atrás. No pasó por alto la sonrisa de Natalia ante esto. Pero era cierto lo que habían estado hablando, apenas si conocía a Shena de un mes y aunque el Hada se ha hecho un buen hueco entre sus amigos, no es para confiarle el mayor de sus secretos, ni el de nadie. Tampoco los demás pondrían su vida en juego por ella, no saben nada. Pero se prohíbe contarles nada de su naturaleza. Es un secreto muy peligroso y cuanto menos gente lo sepa, mejor.

Kian estaba incómodo. El silencio continuaba en la cocina y vio que Lyan miraba la puerta de atrás como impidiéndose ir con ella. Kian bufó, lo que atrajo la atención de Lyan a él, que lo miró con una irónica sonrisa.


Cerró los ojos y levantó la mirada al techo. Esta sería un día muy largo. Sobre todo con Natalia, esta duende no puede dejarlo en paz. No tiene ganas de hablar con nadie, pero se quedaba para no mosquearlos. Dirigió su mirada a la puerta de atrás y soltó un imperceptible suspiro.
***
Subió las escaleras rápidamente y cogió un par de mantas lo suficiente abrigadas. También metió los dulces que logró obtener de la cocina en una bolsa y con Azkar en brazos, bajó con todo velozmente, no iba a salir sin su espada, daga y arco, y salió de la casa. Aunque no pudo contenerse de dar un portazo.

Cuando estuvo fuera, Azkar saltó al suelo ágilmente, parecía curado de la herida de la pata, que era la más leve. Comenzó a caminar y la miraba, quería que le siguiese. Sin otra cosa más que hacer, Shena lo siguió. Estaba segura que no lo llevaría a una trampa ni nada parecido, no después de que ella lo curara. Los gatos son muy fieles aunque no lo parezca y agradecidos también.
Se adentraron en el bosque, Azkar la condujo, guiándola hacia una densa zona de árboles, hasta llegar a una diminuta zona sin árboles, pero el techo estaba cubierto de las ramas de los árboles que los rodeaban.

Azkar se sentó sobre sus cuartos traseros y esperó hasta que Shena, tras mirarlo durante un rato, lo imitó.

No sabía lo que este extraño animal haría.

Se miraron a los ojos durante un buen rato, él parecía sondearle el alma a Shena y se veía complacido con lo que veía. En cambio Shena no obtuvo nada de sus enigmáticos dorados ojos. Luego con sorprendente agilidad, saltó a su regazo. Lo acarició mientras sentía que el suave ronroneo que le relajaba de la incómoda situación a la que se había enfrentado en la cocina. Nunca lograrían confiar en ella, pero de Kian no lo esperaba. De Natalia lo apostaría, Shena tenía una teoría de por qué la odiaba y Lyan es un completo misterio, tal y como lo es el gato que ahora ronroneaba contento.

De nuevo ese lametón. Gruñó de dolor, un dolor como si le estuviera rañando y perforando la piel, mientras como acto reflejo empujó al gato fuera de su regazo. Se sentía mareada, todo se volvía oscuro. Si algún peligro acechaba… ¿la protegería este animal que le había ocasionado esto? Lo miró mientras todo se cerraba a su alrededor, éste frotó su suave mejilla con la de Shena, instándola a tranquilizarse y mirándolo, dándole un voto de confianza lo hizo.

Shena miró a su alrededor, todo estaba oscuro, no veía nada. Por lo que actuó su parte hada de la noche que de golpe se encontró con la mirada de Azkar.

-Por fin, estaba deseando hablar contigo- oyó sorprendida la inhumana pero acogedora voz del felino en su cabeza.

-¿Qu-qué eres tú?-preguntó algo asustada.

-Son un guardián, protejo a quien me han ordenado proteger, en este caso a los posibles descendientes del trono de Hada de la Noche. Y por todo lo que he estado observando, tú lo eres. Eres la princesa.-terminó mirándola fijamente.

-Bu-bueno sí.-Shena se odió por ese tartamudeo, odiaba ser un Hada de la Noche, odiaba que su familia muriese.- pero no pretendo darme a conocer Azkar, no estoy preparada.

-Lo sé, para eso estoy aquí. Supe que no tuviste tiempo de aprender lo esencial y yo estaré a tu lado para protegerte de cuanto pueda.-afirmó.

-Entonces es verdad, tú eras aquella pantera, la que me salvó.-exclamó ella.

-Sí…lo siento, debería haber llegado antes, pero confié en que el híbrido ese te protegería, pero el Linch lo superó… o quizás no quería mostrarte todo su poder.-pensó Azkar.

Shena no quería hablar de ello.

-¿Puedes explicarme esto?- pidió señalando su muñeca, en la que  estaba la marca del arañazo negro.

-Eso te marca como mi protegida y nos permitirá comunicarnos después de que despiertes de esto. También te otorgará otros poderes…que ya te iré comunicando.

Shena acarició la marca.

-Entonces… ¿harás conmigo mi viaje en busca de las piezas?-preguntó finalmente.

-Sí, y trataré de protegerte.-afirmó.- Y antes de que lo preguntes, no, no sé por qué el Linch te perseguía, tampoco sé quién o qué mató a tu familia y compañeros aquél día. Pero juro que te ayudaré a vengarlos cuando llegue el momento.-juró con los ojos brillantes.

-¿Por qué no estabas aquél día con mi familia?-preguntó Shena sin poder contenerse.

-Tu madre me había mandado a cuidar a una pequeña Hada de Fuego. Cuando volví no encontré superviviente alguno… pero el pacto no había sido disuelto, por lo que he estado buscando a la única Hada que sobrevivió. Tú.-comentó mirándola a los ojos.-Lamenté mucho la muerte de tus padres, tenían un corazón muy puro.

Shena desvió su mirada, se ponía muy triste al hablar de sus padres.


-Y no me fío de los duendes, Shena. Cuídate de ellos, sobre todo de Kian. Es un mestizo, pero no logro olfatear de qué tipo. Sangre de duende fluye por su sangre, eso sí. Y también algo de hada, pero no logro adivinar cuál.

-Gracias por el consejo…será mejor que volvamos. Los demás se preocuparán. Me alegro que por lo menos pueda confiar y hablar contigo Azkar. Por cierto, ¿no te importa ese nombre no?-preguntó dudosa.

-No, es más, me gusta.-comentó el con deje burlón.”

Shena cerró los ojos un segundo y cuando volvió a abrirlos, se encontraba de nuevo despierta, con Azkar mirándola con una pequeña sonrisa gatuna. Le acarició por detrás de las orejas mientras se levantaba.

Comieron algo y para el anochecer volvieron a la cabaña. Las luces no estaban encendidas por lo que allí no había nadie. Shena no se preocupó, volverían pronto. Y entonces, los afrontaría. Incluso diría su secreto, ya es hora de darse a conocer y a respetar. No dejará que la insulten ni menosprecien más.

Se sentó en el sofá del acogedor salón cuando oyó los característicos cascos de Yitan, puesto que había aprendido a diferenciarlos, también se oía otros cascos, seguramente de Lyan. Estaba segura de que Natalia estaría montada con Kian y que Yitan no estaba feliz con ello.

Azkar se sentó en su rodilla, mirando hacia la puerta. El primero que entró fue Lyan, que inmediatamente dirigió su mirada hacia ella, algo sorprendido. Después entró Natalia, que la miró como siempre y finalmente, Kian. Natalia iba a ir hacia la cocina, pero un bufido de Azkar le hizo dar media vuelta y entrar al salón.
Quizás temía más a Azkar que a ella… aunque eso cambiaría pronto.

Se sentaron apretujados en el sofá frente a ella, ninguno quería sentarse con ella. Bien por ellos.

-Quería deciros que odio cuando la gente habla a mis espaldas, si tenéis algo que decirme, soltadlo de una vez.

 Antes de que acabara de hablar Natalia se había lanzado a hablar.

-Pues sí que tenemos problemas contigo Shena, no podemos confiar nuestras vidas en ti. Y Lyan capta en ti un conjuro de ilusión, la verdadera Shena no es la que estamos viendo.-explicó con odio y rencor.

Que Kian no hubiese dicho nada de ella a pesar de la situación lo agradeció, de dio una pequeña mirada a cambio. Luego se levantó.

-¿Queréis saber quién soy? Pues luego no lo lamentéis.-comentó con ferocidad mientras desechaba la ilusión, dejando su verdadero aspecto expuesto.

Los ojos de Natalia y Lyan se abrieron desmesuradamente, aunque Natalia trató de disimularlo. Kian por su parte actuó también como si no lo supiera hasta ahora.

Se habían quedado sin palabras. Casi podía oír los engranajes de las cabezas pensando.

-Sí, vuestras conjeturas son acertadas. Soy un Hada de la Noche, única sobreviviente del ataque. Por eso me oculto. Entrenándome para poder enfrentarme en un futuro al que mató a toda mi familia. Lo que debéis de comprender es que hay que mantener esto en secreto.-argumentó Shena.

-Creo que lo comprendemos Shena, actuaremos con disimulo. Nos damos cuenta de la muestra de confianza que nos has dado dejándote expuesta de tal manera y trataremos de evitar tanta desconfianza hacia ti.-comentó Lyan, que todavía la miraba impresionado, aunque Natalia no parecía compartir esa opinión.-Por mi parte, esto es algo que no esperaba que fueras, pensaba que toda tu raza había desaparecido, extinguido.

-Pobre de Shena…sola en este mundo.-comentó sarcásticamente Natalia.

-Ya no…ya no.-admitió Shena, acariciando a un ronroneante Azkar, sonriendo sinceramente.

11 comentarios:

  1. Con cada capítulo Natalia me gusta más y más(L)
    Oh, pobre Kian tiene que soportar a Natalia¬¬ bueno pues hijo, pírate ya con Shena y deja tranquila a la pobre que culpa no tiene. Déjale claro que no te gusta y ya, so pesado¬¬

    Como veo que soy la única que defiende a Natalia (tanto dentro como fuera de la historia) quería dejar claro que me encanta, porque no es perfecta, tiene esos celos y es borde cuando debe serlo, como los humanos, no cuando no viene a cuento. Es el personaje más realista de toda la historia.

    Y sé que muchos (vamos, todos) la odian, a parte de los lectores, también la gente de la historia.
    Shena me gusta mucho, ya lo sabes(L)
    Pero en realidad Shena no me parece que es la que está sola, la que está en soledad es Natalia y me jode mucho que nadie la quiera de verdad y que sean tan falsos con ella.

    ¡AGGGGGGGGGGGGGG! Estoy enfadándome yo sola xD
    Me encantó el capítulo, genial como siempre^^
    Shena y Natalia son geniales y me gustaría que fueran amigas!!!! T_T

    Azkar me recuerda a Aznar JAJAJAJAJAJAJJAJAJAJA
    Yo sola -.-

    Besotes! :)

    ResponderEliminar
  2. Primero : Me encanta el capitulo*o*, es simplemente...GENIAL!!
    Me encanta Shena, sin embargo estoy de acuerdo con Gaby T. P, yo no odio a Natalia, es mas, creo que le da cierto toque a la historia que hace que sea más intrigante de leer esta historia^^
    Bueno, cuídate guapa!!!Un beso muy grande, Any!!

    ResponderEliminar
  3. Hola!

    Me encantó el cap, lo estaba esperando, es una de las pocas cosas para las que me dejo tiempo =)
    cuidate y de verdad espero el siguiente =)

    ResponderEliminar
  4. Me encanta!

    Azkar es genial! ahora es mi personaje favorito. Creo que ahora me gusta más Sheena, ha adquirido cierta fuerza que antes no tenía.

    Natalia... a mí no me agrada. Podra tener celos humanos y ser super incomprendida pero todo es por su misma culpa, está siendo odiosa y eso causa una reacción negativa en los demás. Si cambiara de actitud sin duda todo sería diferente e incluso podría tener oportunidad con Kian.

    Me ha fascinado el capítulo, espero el siguiente!

    ResponderEliminar
  5. Pues a mí natalia ni me agrada ni me desagrada. Tiene un poco mas de gancho que otros personajes, como kian que me parece lo mas soso del mundo o shena que es algo bipolar. Pero natalia es una perfecta maleducada y una grosera, eso queda claro.
    Hasta el gato es soso...
    Buf me esperaba algo mas cuando empece a leer esto en los primeros caps...que decepcion
    bueno, adios, me gustaba mas tu historia la de las hermanas...

    ResponderEliminar
  6. Querido Anónimo.
    Decir que las críticas ayudan a la hora de mejorar, pero lo tuyo simplemente es decir lo que tu crees que está mal (o soso, como has nombrado varias veces)
    También tengo que decir que esto no es más que el inicio de esta historia, queda bastante. Estoy haciendo una presentación de los personajes. Y la personalidad de cada uno variará conforme avance la historia. Pero de todas formas veo que no te gusta esta historia, lo mejor que puedes hacer es dejar de leerla. Para gustos hay colores ;)

    ResponderEliminar
  7. hola
    acabo de leer tu comentario en mi blog
    asi que se me ocurrio pasarme por el tuyo
    y he leido la sinopsis de tu historia y se me hizo
    muy interesante
    por lo que la leere
    saludos
    nos leemos

    ResponderEliminar
  8. I hate Natalia^^ jé
    El capítulo está muy bien, de verdad. Y el gato me llama más la atención ahora que Kian, sinceramente. ^^
    Pues nada, sigue así porque vas genial. Un beso.

    <3

    ResponderEliminar
  9. Vale, la cara de Kian y natalia tiene que haber sido mortaal! jaja esque a ver, ellos seguro q no lo imaginaban siquiera:S Y cada vez amo mas al gato!! Adoro ese ronroneo que exlicas^^ amo los animales ^^
    un besazooooo te espero cariño!

    ResponderEliminar
  10. Lo primero de todo, disculparme por haber tardado tanto en pasarme por tu blog, pero de verdad que esta semana y las que vienen son mortales. Entre exámenes, trabajos, deberes, etc, no doy abasto. Duermo poco y me estreso mucho. En fin, no te aburro con mi vida.

    En cuanto al capítulo, Natalia no me puede caer bien. Está claro que se comporta así porque quiere tema con Kian y ve que se lo va a quedar Shena, pero aún así... La veo demasiado desagradable. En cuanto a Shena, no me esperaba que fuera a descubrir su verdadera naturaleza... Eso le honra. Aunque también puede traerle problemas, si tenemos en cuenta que Natalia la odia. En cuanto al lindo gatito... Esperemos que la proteja. Buen capi, ¡Un besito!

    P.D. He leído el comentario del Anónimo. A mí tu anterior historia también me agradaba más, pero ello no desmerece a ésta. De hecho, en mi opnión, en esta historia he notado un cambio a mejor en tu forma de escribir e hilar la trama.

    ResponderEliminar
  11. Por fin pude ponerme a leer de nuevo XD y vaya si me estaba perdiendo cosas!!!!!! Dios me encanta ese gato!!! voy a seguir leyendo y comentando los capítulos, como siempre jejeje.

    Por cierto me alegro de que te gustara mi capi XD espero subir la siguiente parte en un par de semanas como mucho. Ah!!! y gracias por comentar siempre :D

    Un beso y sigo leyendo que cada vez es más interesante .

    ResponderEliminar

Me alegra que te animes a comentar.
Los comentarios alimentan mis ganas de seguir escribiendo :)
¡Se aceptan críticas constructivas!
Gracias<3